La Técnica Pomodoro

Blanca Palacios
Orientadora

«No por más tiempo sentado estudiando vas a conseguir mejores resultados. La clave está en mejorar el rendimiento y aprendizaje. Menos estudio de más calidad es mejor que mucho y con pérdidas de concentración. La clave está en que la curva de atención no disminuya y, para ello, la Técnica Pomodoro es una magnífica forma.»

Blanca Palacios
Orientadora

«No por más tiempo sentado estudiando vas a conseguir mejores resultados. La clave está en mejorar el rendimiento y aprendizaje. Menos estudio de más calidad es mejor que mucho y con pérdidas de concentración. La clave está en que la curva de atención no disminuya y, para ello, la Técnica Pomodoro es una magnífica forma.»

¿Qué es el método Pomodoro para estudiar?

Se trata de un método para gestionar mejor el tiempo de estudio (o de cualquier actividad que implique concentración). La idea es eliminar momentos residuales y optimizar nuestros esfuerzos. Muchas veces nos ponemos a estudiar durante horas, siendo el tiempo efectivo de aprendizaje mínimo. Esa pérdida de tiempo hace que no podamos realizar otras actividades y veamos la tarea como aburrida, disminuyendo la atención en un círculo vicioso.

¿Por qué se llama Pomodoro a esta forma de estudio?

Esta técnica fue creada a comienzos de 1980 por Francesco Cirillo. Usaba, para manejar los tiempos de estudio, un timer o cronómetro con forma de tomate, como los que se suelen usar para ver el tiempo de cocción de los alimentos. En italiano, al tomate se le llama «pomodoro», de ahí su nombre.

¿Qué beneficios genera la Técnica Pomodoro?

Desde el primer momento se podrán obtener las siguientes ventajas:

  • Organización mental. Serás consciente de los hitos a realizar, viendo la meta y objetivos de forma clara, organizando los recursos mentales para ello.
  • Optimización. Suprimirás los momentos de vacío y ahorrarás tiempo para otras actividades.
  • Aumento de la concentración. La curva de atención la tendrás siempre alta, ya que cada cierto tiempo descansarás, eliminando que disminuya por cansancio.
  • Mayor aprendizaje. Al aumentar la concentración asimilarás más conceptos en menos tiempo.
  • Confianza. Podrás gestionar tus propios impulsos, poniendo orden a las ideas y manejando tú mismo la situación.
  • Motivación. Verás progresos efectivos y aumentarás tu interés por mejorar.
  • Disminución de la ansiedad. El siento de frustración se eliminará, ya que sacarás todas tus capacidades y conseguirás los objetivos marcados.

¿Cómo se aplica la Técnica del pomodoro?

Es muy sencillo. Se trata de establecer franjas de 25 minutos de estudio (pomodoros) con intervalos de descanso de 5 minutos. Cada 4 pomodoros (bloque) se establece un descanso de 30 minutos, para comenzar otras nuevas rondas. Al final, entre el inicio del primer intervalo de estudio y el cuarto pasan 2h. Si quisiéramos iniciar otro segundo bloque, lo haríamos solo si descansamos lo necesario.

Ejemplo: Pomodoro 1 (25 min) + Descanso 1 (5 min) + Pomodoro 2 (25 min) + Descanso 2 (5 min) + Pomodoro 3 (25 min) + Descanso 3 (5 min) + Pomodoro 4 (25 min) + Descanso 4 (30 minutos)

Las reglas para aplicar correctamente esta técnico son:

  • Establecer objetivos previamente en cada pomodoro. De nada sirve que inicies un bloque si no sabes cuál es la meta.
  • Ten los recursos a mano. Libros, calculadora, bolígrafos…no te pongas dentro de un pomodoro a buscar cosas y perder tiempo.
  • Cuando descanses, intenta levantarte y dar una pequeña vuelta alejado de la mesa de estudio. Hay que romper el patrón mental.
  • Se estricto con el tiempo. Tanto con el pomodoro como con el descanso.
  • Se realista. No te cargues con 3 bloques de una duración de 6 horas si sabes que no vas poder.
  • Al principio puede que te cueste concentrarte. No te preocupes. Es el inicio de tu nuevo hábito y entrenamiento.

¿Es efectiva la Técnica Pomodoro?

Nuestra experiencia personal, después de usarla durante 10 días, es que encuentras que tienes más capacidad de concentración y que aumenta tu productividad, eliminando los tiempos muertos y distracciones.

Como cualquier técnica, si no se usa de manera adecuada no te se tendrán los resultados esperados. Si un día no te encuentras bien, por problemas médicos, cansancio o que cargas con un mal momento, deja este método para cuando puedas rendir al 100%. Esta forma de estudio precisa de poder dar todo el esfuerzo en pequeños hitos de corta duración. Si durante un pomodoro no se hace el trabajo adecuadamente no obtendrás beneficios. No uses la Técnica Pomodoro cuando:

  • No estés en tu lugar de estudio habitual
  • No estés al 100% mental y físicamente
  • No tengas un temporizador a mano
  • Tengas a tu alrededor estímulos que te puedan distraer

Y eso es todo. Esperamos que esta técnica te pueda ayudar. Se puede usar sola o combinada con otras. Si quieres conocer más Técnicas de Estudio, consulta nuestra página y podrás ver formas de organizar y mejorar tu estudio y resultados.

Etiquetas post
Últimos Posts
Posts relacionados
Categorías
Comparte

Suscríbete a nuestra news y no te pierdas nada

Deja un comentario

Últimos Posts
Posts relacionados
Comparte el post